Bauhaus, el rostro del diseño del siglo XX

September 10, 2018

 

Durante las dos primeras décadas del siglo XX, Europa se destruía, la primera guerra mundial estallaba y la población alemana no tenía refugio artístico.

Walter Gropius un arquitecto alemán tenía en mente un proyecto que abriera las puertas a la crisis del pensamiento moderno y a la racionalidad técnica. Así la izquierda del SPD socialista apoyó el proyecto y en contra de la represión nacionalista imperialista de la época, se abrieron puertas a la primera escuela de diseño industrial. Y aunque el objetivo primero era abarcar la arquitectura esta se vio reflejada más tarde por el movimiento Bauhaus, primero entraron otras de las bellas artes, la pintura, la música, la escultura, la fotografía y hasta el teatro se veían con la libertad que quería manifestar este nuevo movimiento y con manifiesto "La recuperación de los métodos artesanales en la actividad constructiva, elevar la potencia artesana al mismo nivel que las Bellas Artes e intentar comercializar los productos que, integrados en la producción industrial, se convertirían en objetos de consumo asequibles para el gran público" asi que estaba claro que habría que independizarse del estado y comenzar a reciclar los recursos y transformarlos con estética para el uso cotidiano de la población, utensilios, muebles,arte accesible y para consumo de las masas.

 

La escuela fue dirigida primero por Gropius en Weimar, Alemania. de 1919 a 1928, Después por Haines Meyer de 1928 hasta 1930 en Dessau y finalmente de 1930 a 1933 por Ludwig Mies Van de Rohe, en Berlin.

El Bauhaus finalmente se manifestó en la arquitectura, primero con su modelo de casa “Casa Am Horn” que daba forma al sueño de una vida mejor, funcional y al alcance de todos, construida con la intención de ser económica y con todas las comodidades necesarias, incluidos calentadores, chimeneas, cocina equipada y baño, llegar al alcance de todos y hacer una comunidad igualitaria, socialista, donde la calidad de vida está al alcance de todos sin marcar diferencias, tendría que quedar por encima la función a la forma, una casa eficiente.

Casa Am Horn 

 

Con estas ideas el Bauhaus fue señalado constantemente como “comunista” por los Nazis, y las cuestiones artísticas eran utilizadas en el juego político, y cuando las tropas nacional socialistas ganaron campo en Weimar, la escuela perdió su apoyo y fue cerrada. Pero este movimiento vendría después con más fuerza y abrió su sede en Dessau en un edificio diseñado por el mismo Gropius que a base de acero, concreto y vidrio ejemplificaba claramente el Bauhaus y su intención funcionalista, en esta época grandes artistitas como Paul Klee y Kandisnky eran profesores en esta escuela, mientras que el Bauhaus seguía ganando éxito porque resolvía temas de vivienda económica y funcional, además de ingeniería, industria y arte en general.

 Escuela del Bauhaus en Dessau

 

Después con Mies Van de Rohe como director la escuela se volvió cada vez más disciplinada y fácilmente se encaminaba a la protesta política y no tardó en ser alcanzados de nuevo por el movimiento nazi quien volvió a cerrar la escuela, pues lo consideraban una alcantarilla comunista de ideas judías y cosmopolitas.

Los denominaban “los Bolcheviques del arte” y todo lo que era bolchevique era comunista. Las propuestas funcionalistas de Bauhaus parecían para Hitler y el ejército socialista un rumbo equivocado del tradicional estilo europeo y asustaban la vieja estética. Y eran perseguidos por hacer cosas diferentes, pero esto solo fue una excusa, los nazis podían entender la industrialización, el problema fue la libertad de expresión, en un momento de represión y manipulación absoluta por parte del ejercito socialista para con Europa.

La escuela se mudó a Berlin, con esperanza de sobrevivir a la constante persecución socialista, pero para esta época La Alemania Nazi había ya abarcado todo el país, y así fue que el Bauhaus se dio por vencido en Alemania y cerro la escuela.

 

 

Pero, el movimiento buscó nuevas fronteras, estudiantes y profesores del Bauhaus empezaron a extender la ideas libremente por el mundo, y fue Estados Unidos donde pudieron echar raíces profundas, particularmente en Chicago. Parecía que la persecución de los nazis por el Bauhaus la había convertido en un movimiento de refugio que despertaba el interés de todos y además respondía claramente a necesidades sociales. Así que esta aceptación llevó a chicago a convertirse en una sede de edificios e industria estilo Bauhaus y le abrió las puertas del mundo de ahí en adelante.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ENTRADAS DESTACADAS

Primer premio Félix Candela "Recordando a uno de los grandes"

January 31, 2018

1/3
Please reload

ENTRADAS RECIENTES

September 18, 2019